jueves, 4 de diciembre de 2014

CREMA DE PATATA VIOLETA CON QUESO CRUJIENTE

Tiempo de elaboración / 30 minutos
Dificultad / baja


Ingredientes (2 personas)

250 g patatas violeta
1/2 puerro (sólo la parte blanca)
1 chalota
200 ml caldo de jamón 
15 ml mantequilla
1 cucharada aceite de oliva virgen extra
50 g champiñones laminados
50 g queso curado rallado

Elaboración
  1. En una olla ponemos a rehogar, con la mantequilla y el aceite, la chalota y el puerro bien picados.
  2. Añadimos el champiñon laminado y dejamos pochar mientras pelamos las patatas.
  3. Pelamos las patatas y las troceamos. Cuanto más pequeños sean los trozos más rápido se cocerán.
  4. Incorporamos las patatas a la olla junto con el caldo y dejamos que hierva durante 20 minutos.
  5. Mientras, preparamos el queso crujiente. En una bandeja de horno con papel sulfurizado hacemos dos montañitas con el queso rallado. Bien separadas la una de la otra para que no se nos peguen al fundirse.
  6. Introducimos la bandeja en el horno precalentado a 200ºC y dejamos que se funda. Cuando comience a tomar color sacamos del horno y dejamos enfriar. Es importante que no se dore mucho, pues quedaría un gusto amargo. Cuando se enfríen tendrán una textura crujiente.
  7. Cuando la patata esté blandita apagamos el fuego y trituramos hasta ue nos quede una crema fina. Ponemos la sal si fuera necesario en este punto.
  8. Presentación: ponemos la crema en un bol o plato hondo y encima el crujiente de queso.
Variante: en vez del crujiente de queso se pueden hacer unas chips de boniato o calabaza, también queda muy vistoso y rico al paladar. Además es un plato que se puede servir también como aperitivo en formato mini.