jueves, 30 de octubre de 2014

HIGADO DE TERNERA CON CEBOLLA CARAMELIZADA


Tiempo de elaboración / 30 minutos
Dificultad / baja

Esta receta es tan sencilla y nutritiva que deberíamos hacerla una vez por semana, si no os da angustia comer casquería, claro. De todas formas la cebolla caramelizada camufla perfectamente ese sabor tan fuerte del hígado. Otra opción es majar un ajo y perejil y ponérselo por encima antes del rebozado.

Ingredientes (4 personas)
500 g de hígado de ternera
4 cebollas
1/2 vaso de vino blanco dulce
Pan rallado para rebozar
Sal
Aceite de oliva para freír




Elaboración
  1. Empezamos cortando las cebollas en juliana y lo ponemos a dorar en una sartén con un poco de aceite. Primero a fuego fuerte unos 5 minutos y después a fuego medio.
  2. Cuando comience a coger un color tostado añadimos el vino y dejamos reducir. Ponemos una pizca de sal y reservamos.
  3. Mientras se nos hace la cebolla, vamos limpiando el hígado y cortándole en tiras. Así es más fácil retirarle los nervios y conductos que luego son incómodos de comer.
  4. Salamos las tiras de hígado y las rebozamos en el pan rallado.
  5. Freímos en abundante aceite caliente, vuelta y vuelta nada más para que no se nos quede muy seco.
  6. Una vez frito lo añadimos a la sartén donde tenemos la cebolla caramelizada damos un par de vueltas en el fuego para mezclar todo y listo para comer!