Noticias Google

Loading...

jueves, 3 de marzo de 2011

POLLO FRITO AL AJILLO





















Esta es una receta muy sabrosa para comer pollo y que no resulte tan insípido. Los ajos y el toque de vinagre le dan un sabor delicioso. Además tiene la ventaja que podemos tomarlo frío o caliente porque está bueno de las dos maneras, y nos lo podremos llevar en la fiambrera, tartera o tupper (para los que no tenéis opción de calentar la comida en el trabajo) o simplemente, para un pic-nic.

Ingredientes (4 personas)

1 kg de pollo cortado en trozos pequeños (como para cocinarlo con arroz, cuanto más pequeños sean más sabroso nos quedará el plato)
8 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de jerez
Sal
Harina

Elaboración
  1. Salamos y enharinamos los trozos de pollo
  2. En una sartén ponemos un chorro de aceite para freir el pollo, cuando esté caliente pero sin llegar a humear comenzamos a echar los trozos dejando que se doren por ambos lados a fuego fuerte. Un truco para que nos queden dorados por fuera y bien hechos por dentro es taparlos mientras los freímos.
  3. A media fritura del pollo echamos los ajos laminados, no muy finos para que no se quemen.
  4. Cuando el pollo esté dorado por ambos lados, apartamos la sartén del fuego, destapamos y echamos un buen chorro de vinagre, que se evaporará por la alta temperatura del aceite.