viernes, 12 de noviembre de 2010

RULO DE CASTAÑAS Y NARANJA CON HELADO



Ingredientes (4 pasteles individuales)

Para el bizcocho
30 g de harina tamizada
30 g de maizena tamizada
3 yemas de huevo
2 claras de huevo
1 cucharadita de azúcar avainillado
35 g de azúcar
1 pizca de sal
Ralladura de 1/2 limón
1 chorrito de Grand Marnier

Para la crema de castañas
150 g de castañas peladas
75 ml de agua
75 g de azúcar
1 yema de huevo

Para la gelatina de naranja
200 ml de zumo de naranja
1/2 sobre de gelatina neutra (o 2 hojas de gelatina de cola de pescado)

Decoración y guarnición
Azúcar glace
Helado de mandarina
Hojas de menta

Necesitaremos un soplete para quemar el azúcar glace.


Elaboración

Para el bizcocho
  1. En un bol montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal para que queden más firmes, y cuando estén montadas añadimos el azúcar.
  2. En otro bol batimos las yemas con el azúcar avainillado y añadimos la ralladura de limón. 
  3. Incorporamos cuidadosamente las claras a las yemas, pero en vez de mezclar lo que hacemos es ir envolviendo las claras con las yemas para que las primeras no se bajen.
  4. Añadimos las harinas y las vamos envolviendo cuidadosamente.
  5. Estiramos la masa en una bandeja de horno con papel vegetal. Podemos engrasar el papel para evitar que se nos pegue el bizcocho.
  6. Horneamos a 210 ºC, en horno precalentado, durante 8 minutos.
  7. Sacamos el bizcocho del horno, le damos la vuelta sobre otro papel vegetal y retiramos el que tenía de base cuidando de no romperlo. Reservamos.
    Para la crema de castañas
    1. Quitamos la cáscara a las castañas y las ponemos en una cazuela con agua fría hasta que den el primer hervor. Las sacamos y cuando se puedan coger las pelamos y las devolvemos a la olla. Las dejamos hervir hasta que estén blanditas, en nuestro caso nos han hecho falta 45 minutos.
    2. Mientras, preparamos el almíbar, ponemos el agua con el azúcar en un cazo al fuego y dejar que hierva unos 10 minutos. Podemos aromatizarlo con ralladura de limón o bien con una vaina de vainilla.
    3. En el vaso de la batidora ponemos las castañas, el almíbar y la yema. Batimos todo hasta que obtener una crema suave y brillante.
    Para la gelatina de naranja
    1. Seguimos las instrucciones del fabricante. Normalmente se pone a calentar el zumo y cuando hierve se añade la gelatina y se retira del fuego. Se remueve bien hasta que se disuelve.
    2. Se deja enfriar en la nevera unas 2 horas.



    El rulo
    1. Pintamos, con la ayuda de una brocha, la placa de bizcocho con el licor, en este caso hemos utilizado Grand Marnier, pero cualquier licor dulce nos puede servir.
    2. Cortamos el bizcocho en 4 rectángulos.
    3. Dividimos la gelatina en 4 partes, rellenamos los bizcochos con la gelatina y enrollamos.
    4. Rebozamos los bizcochos con la crema de castañas.
    5. Los cubrimos con azúcar y los quemamos con el soplete. Debemos procurar que la gelatina esté bien fría antes de quemar el azúcar, pues se derrite con mucha facilidad al contacto con el calor.
    6. Acompañamos con helado de mandarina y unas hojitas de menta.