miércoles, 22 de septiembre de 2010

LENTEJAS ESTOFADAS LIGERAS


A diferencia de otras legumbres, las lentejas tienen una ventaja, y es que para cocinarlas no es imprescindible ponerlas a remojo el día anterior, como ocurre con los garbanzos o las judías, aunque si se ponen unas horas en agua se cocerán más rápidamente, como toda legumbre. Por lo que si os habéis olvidado de poner los garbanzos a remojo, y os apetece comer legumbre hoy, podéis improvisar con este ligero estofado de lentejas. Lo llamamos "ligero" porque no hemos utilizado ningún ingrediente que contenga grasas animales, como chorizo o tocino, lo cual sería una "delicatessen", pero después de los excesos del verano... haremos un poco de bondad, y lo cocinaremos sólo con verduras. 


Ingredientes (4 personas)

300 g de lentejas pardinas
1 cebolla
3 zanahorias
1 puerro
2 tomates maduros
1 ó 2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de pimentón
2 hojas de laurel
Sal

Elaboración
  1. Lavamos y enjuagamos las lentejas unas 3 veces, para eliminar las impurezas que pudieran tener. Podemos dejarlas en agua mientras preparamos el resto de ingredientes para que la cocción sea un poco más rápida.
  2. Pelamos y cortamos por la mitad la cebolla, las zanahorias, y el puerro. Pelamos los ajos. A los tomates sólo les quitamos la parte del tallo. Reservamos todas las verduras.
  3. Ponemos en una olla con agua (o caldo de verduras) las lentejas, que queden bien cubiertas. Cuando empiece a hervir desespumamos con una espumadera para eliminar las impurezas.
  4. Añadimos las verduras que teníamos ya preparadas, el laurel, un chorrito de aceite, la sal y el pimentón.
  5. Dejamos que cueza a fuego medio durante 40 minutos tapado. Si vemos que hecha mucha espuma seguimos desespumando. También se pueden cocer en olla rápida o exprés 15 minutos desde que sube la válvula.
  6. Pescamos las verduras, deshechamos las hojas de laurel y quitamos la piel al tomate, que saldrá sola.
  7. En el vaso de la batidora, trituramos las verduras junto con un poco de caldo, y lo echamos de nuevo en las lentejas para que espesen un poco. 
  8. Si os gustan más espesas podéis triturar junto con las verduras unas pocas lentejas.